NÓDULO. (Del lat. nodŭlus). 1. m. Concreción de poco volumen. DRAE, 2001

26 de diciembre de 2005

Demostración de la existencia del alma

Ocurrió (presuntamente, presuntamente, presuntamente) hace unos días: tres personas rociaron a una mendiga con un líquido inflamable, la prendieron fuego y dejaron que se abrasara viva... Parece que no cabe cuestionarse la veracidad del suceso, así que la cosa me trauma y me mueve a reflexión sobre la condición humana, con el siguiente resultado:

Esas tres personas no son, no pueden ser, como las personas que conozco y con las que trato... no comparten la misma condición: esto me parece palmario, lo doy por apodíctico, axiomático, por a priori (la otra opción, la identidad, me conduce a la locura); hay una separación, una distinción esencial, categórica; o lo que es lo mismo: las personas que yo conozco, con las que trato, tienen algo de lo que estas tres personas carecen: algo que establece una diferencia, que las hace pertenecer a otra clase, ser otra cosa... llamemos a este algo "alma" y tendremos su existencia probada, quod erat demostrandum y mira tú por dónde.

Ahora bien: las implicaciones lógicas de la existencia de un alma demostrada en tales términos son de lo más perturbadoras. Se me ofrecen tan sólo dos posibilidades a saber:

1. El alma no es connatural al ser humano por el hecho de serlo (humano): por así decirlo, no viene "de serie". Debe ser algo, pues, que se adquiere (o no), no algo que poseemos desde el momento mismo en que somos personas.
2. Si es connatural, entonces no es inmanente: aunque pueda venir "de serie" no es un algo inseparable a nosotros mismos: no es permanente o inherente; puede perderse, disiparse, olvidarse o quedarse por el camino...

No estoy nada tranquilo con el curso de mis pensamientos.

9 comentarios:

solodelibros dijo...

Excelente reflexión. Me inclino por la segunda opción: el alma viene de serie, y nosotros nos la dejamos por el camino. Y es que en el hombre existe un hálito (llamémosle) divino. Y en nuestra mano está elevarnos hacia ¿dios? o rebajarnos hacia la bestia.

texcatl dijo...

Veo que te ha indignado tanto la noticia como a mí. TVE emitió el día 4 de enero, en exclusiva, la imágenes del cajero y se te pone el vello de punta.
Cuatro niñatos, asesinos por más que la tele repita presuntos, hacen visitas repetidas al cajero hasta que queman a esta mujer.
Y todavía tienen la cara de decir que se les ha ido la mano... A la mayoría de la gente no se nos va la mano, qué cosa, quemando indigentes.

PD: Uno de ellos, casualmente, lleva una bomber negra hecha tan famosa por los grupos skin.

diaego dijo...

el alma propuesta así... interesante idea... pienso que sí, el alma no puede sino ser alcanzada. entré a este blog por casualidad buscando metapoesía, y me encuentro con este arsenal de palabras reflexivas. me gusta, debo decirlo. pienso que si tiene, la metapoesía, una utilidad más allá de la vuelta del poema sobre el mismo poema, es precisamente alcanzar el alma...

invito a los lectores de este blog a conocer el mío

www.diaego.blogspot.com

Anónimo dijo...

el alma sólo es donde hubo "amor" en la concepción, lo demás son ultracuerpos sin la esencia

Anónimo dijo...

"El alma es la chispa de vida es ese algo que nos hace existir es aquello que activo en el momento en que nacimos eso a lo que hoy llamamos vida y eso lo que debemos cuidar..."

Carl Castle C. C.

Anónimo dijo...

Todo ser humano posee alma, lo que ocurre que muchas veces nuestras pasiones y vicios hacen que actuemos de forma que nos dejemos llevar por nuestro cuerpo y no por nuestra única parte pura que es el alma.

Anónimo dijo...

Yo creo que todo el mundo cuando se va aciendo responsable de sus actos nace el alma y en cada uno esta el mantenerla o en perderla.Yo pienso que cuando tu decides mantener tu alma es algo que te protege psicológicamente...

Un autre dijo...

Creo en la evolución del alma. No creo que el alma sea inmutable, ni que ésta se encarne en vida material una sola vez, a lo largo de su existencia (evolución que persigue como fin su identidad con el absoluto)... creo que la evolución de la materia y de la vida es en sí una evolución del espíritu, por lo tanto hay almas primitivas y almas transformadas. El alma primitiva desconoce el absoluto y su búsqueda es sólo de lo inmediato. El alma que tiene conocimiento de lo absoluto (lo trascendente, es decir, el amor por lo eterno) busca su identidad, se ve a sí misma en los otros y por eso ama. Los tres que quemaron a la mendiga son tan primitivos que desconocen el valor de la existencia del otro. Su paso por la vida no terminará hasta que alcancen su identidad con el absoluto, han de experimentar en ella los niveles de la pasión: la pasión animal, la pasión espiritual que parte del sufrimiento y pasa por la piedad para ir a... quién sabe dónde

Ary Lo mejor dijo...

De verdad, el alma se puede connotar con la ruptura de toda condición natural e innatural, porque simplemente, el juego existente entre el destino y curso de las teorías populares de la humanidad a lo largo de los años (Dios y el Diablo), condicionan el destino de lo llamado ALMA; pero en realidad los verdaderos dueños de nuestro destino en el mundo material es la razón, y en el inmaterial nuestra conciencia.

Buzón de iulius

nodulos(algarrobita)gmail(punto)com

Licencia